viernes, 5 de junio de 2009

Asfalto de no saber

La calle,
espalda rota con esquinas,
asfalto de no saber adónde va la tarde cuando llega.
Invierno, todo,
acurrucado invierno en el hocico de un perro.

Y los caños,
ojos abiertos a la costumbre
de tanta espalda rompiéndose en las aceras.

Los caños, ojos abiertos
donde ya no cabe el tiempo en tanto aguacero.

Sabe la muerte a misa de cinco
huele a señoras absueltas que tropiezan,
que tropiezan siempre
con el hocico abierto del mismo perro.
El aguacero les llena los ojos de asfalto,
y las várices, empapadas,
empiezan a dolerles como aceras.

Azules los caños que se quiebran en las uñas,
asfalto de no saber adónde va la tarde cuando llega,
aunque sea siempre al mismo perro y a su espalda rota.

6 comentarios:

Luissiana Naranjo dijo...

Fresco, muy fresco pude percibir la lluvia donde menos esperé encontrarla. Sobre la fluidez del texto, solo encontré unas rimas(acera, aguacero, luego aceras otra vez)al final de ciertos versos, que si bien, fueron puestas con intención, no deja caer al poema. Me encantó.

Asterión dijo...

Más o menos del principio del gato al final del perro (o a su hocico).

"...y las várices, empapadas,
empiezan a dolerles como aceras."

Uf, esta imagen me dolió, realmente.

¡Qué bueno verte escribiendo!

Gracias por compartir.

macizo dijo...

Gracias Luissiana por tus comentarios, Me alegra que te haya gustado. Ciertamente hay imágenes y palabras que se repiten, pero según yo era pa darle más peso a esa cosa asfixiante de la rutina, del aguacero.

Asterión, sí!!!!! tooooda la razón!!!!!! Parece que ando medio enclochada con el tema del reino animal, pero prometo que el próximo no va a ser con hámsters o camellos, jejejeje. Estos dos poemas deberían llamarse "Poema del gato" y "Poema del perro", jeje. Gracias de veras por venir y por comentar.

Tartaruga dijo...

Tu poesia tiene un ritmo que me encanta.

macizo dijo...

Tartaruga, mil gracias....Un abrazo enorme para vos...Ojalá se te hayan cumplido los tres deseos-diente de león.

Gustavo Adolfo Chaves dijo...

Me llegó mucho la reiteración de imágenes; así es el aguacero, en todo caso: una repetición inalterable del agua, de los caños, del dolor.

 
Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License.