sábado, 24 de abril de 2010

Intermedio

Está la sala oscura
Y adentro un gato con las uñas en suspenso.
Un gato azul como cualquier cenicero
Subiendo lento y seguro por las paredes.

Está ella al fondo de esa misma sala,
rompiéndose los pies con los vidrios y uno que otro recuerdo.
Es viernes por la noche
tres de agosto
y hace frío.

Están la puerta, la sala,
La espalda arqueada:
víctimas indiferentes de tanto rótulo apagado,
y la noche acurrucada en la parte baja de las escaleras
como un pedazo de tela llenándose de luciérnagas.

Está la presencia negra de unas medias rotas
Un arete olvidado en la mesa de la cocina.
Está la calle afuera
como un río de silencio arrastrando gente en las esquinas.

Y ella con la boca abierta,
tranquila,
esperando que amanezca.

11 comentarios:

el tuerto dijo...

Se prendieron las luces del teatro, los actores y cantantes habíanse retirado ya. Nos estiramos la espalda en las butacas, yo me puse de pie un momento, luego cruzamos algunas desafortunadas palabras con una vecina de butaca.

Se apagaron las luces. Sonó la orquesta. Cantaron los cantores y actuaron los actores. Rigoleto recibió al final el cuerpo de su hija asesinada en una bolsa: la maledizione!

Me pregunto que pasará después de este intermedio.

PulperiaLindavista dijo...

¡¡Volviste!! Una vez más para dejarme sin palabras... ¡ah bárbara! Desde niña he pensado que las mujeres de ojos bonitos siempre tienen cosas bonitas qué decir y contar :)

Tartaruga dijo...

Lo que me impresiona de tus textos, es la facilidad con que se mete uno, como estar adentro y se va metiendo uno mas y cuando no es posible salir, zas! abrazote.

macizo dijo...

Tuertico, gracias por venir. Fijáte que ni yo misma sé muy bien qué seguirá...Pero espero que la orquesta siga tocando...Abrazo y nos vemos.

Pulpe, me hace muy feliz que de alguna manera estos textos te lleguen. Gracias por venir siempre de visita al sur. Abrazote para vos y toda la familia.

Tartaruguita, qué loquillo que te produzcan esa sensación...al chile. Solo espero que no quedés atrapada un buen día en ese laberinto sureño, ejjeeje. Nos vemos en tu casa.

P. dijo...

¡Me gustó mucho!

Me sorprende la fuerza en las descripciones de tanta quietud.

Muy bien logrado.

Gallito dijo...

Laura, me encantan las últimas fotografías!!!

macizo dijo...

P: Yo feliz de que lo hayás disfrutado...gracias por venir!

Gallito: qué bueno que te gusten las joticas...Son de Mau, alias mi "güililla", jajjja, en Talca, un lugar donde la mayor parte de las casas de adobe se cayó con el terremoto...
Gracias por venir al Sur, un abrazo pa vos.

Asterión dijo...

Desde el centro de América, aunque no seamos su ombligo:

http://directorioblogscr.blogspot.com/2010/05/recomendaciones-de-blogs-8.html

Saludos

macizo dijo...

...Asterión, muchas gracias por la recomendeichon de este blogueichon. Abrazo grande para vos y gracias por el brete de difusión que hacés. Muchas gracias.

Guisela Vargas dijo...

gusto pasar por aqui..buen poema, ameno blog, le invito a mi hogar
lapuntadelicebergcr.blogspot.com
en tiempos de esperimentos poeticos
..con amistad

macizo dijo...

Guisela, mil gracias a vos por darte una vuelta en estos rumbos. Un gusto para mí que haya sido agradable la estadía en este sur.
Voy a visitarte, no tengás duda de eso. Saludos grandes para vos.

 
Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License.